Pro Francisco

Francisco confirma su idea de Iglesia sinodal, atenta a la palabra de los fieles

Francisco confirma su idea de Iglesia sinodal, atenta a la palabra de los fieles

(Hernán Reyes Alcaide, corresponsal en el Vaticano).- Una Iglesia "sinodal", atenta a la palabra de los fieles y con "especial atención" al Sínodo de obispos. El papa Francisco confirmó hoy el rumbo que desea imprimirle a su magisterio y, a través de la publicación de una nueva constitución para el Sínodo de Obispos, plasmó en lenguaje canónico la forma en la que desarrolló el Sínodo sobre la familia de 2014-2015 y la manera en la que está preparando los dedicados a la Juventud (del 3 al 28 de octubre de este año, donde se estrenará el texto) y a la Amazonía (para octubre de 2019).

La constitución apostólica "Episcopalis communio" dispone en sus 27 artículos las nuevas reglas para el funcionamiento del Sínodo de Obispos y sus Asambleas, a las que el pontífice califica en la introducción como un "válido instrumento de conocimiento recíproco entre los obispos" y a las que reconoce haber ofrecido "un notable impulso" al magisterio pontificio.

"La historia de la Iglesia testimonia ampliamente la importancia del proceso consultivo para conocer el parecer de los pastores y de los fieles en lo que resguarda al bien de la Iglesia", sentencia Jorge Bergoglio en uno de los puntos en los que, a modo de recorrido sobre la "eficaz colaboración" que la institución ha tenido desde su creación en 1965.



Además, retomando los hilos del Concilio Vaticano II, de la que lo considera "una de las más preciosas herencias", Francisco hace un llamado a que la actividad del Sínodo de obispos pueda "a su manera,contribuir al restablecimiento de la unidad entre los cristianos".

A lo largo de los 27 artículos, Francisco ratifica la importancia de la institución a través de sus tres formas posibles de reunión: Asamblea General Ordinaria; Asamblea General Extraordinaria o Asamblea Especial (artículo 1).

La nueva carta magna sinodal confirma, además, la potestad pontificia para convocar una asamblea en varios períodos, como por ejemplo sucedió ya en ocasión del Sínodo dedicado a la familia iniciado en 2014 y culminado un año después (artículo 3).

Un punto central en la nueva constitución aparece en el artículo 6, dedicado a las "consultas al pueblo de Dios", que regula lo ya hecho en el Sínodo de 2014-2015 y para el de este año, a través de cuestionarios, sea presenciales u on-line, que han enriquecido los Instrumentum laboris de los que se sirven los padres sinodales durante cada una de las asambleas.

"El Sínodo de obispos debe volverse cada vez más un instrumento privilegiado del pueblo de Dios", plantea en la introducción Bergoglio.

En el artículo 8, se pone por escrito la potestad de la secretaría general del Sínodo para promover las reuniones pre-sinodales, prestando atención a su "diversidad". En el artículo 10, se confirma la posibilidad de la secretaría para valerse de una comisión preparatoria formada por expertos en la fase previa al Sínodo. Tal es el caso, por ejemplo, del grupo de expertos convocados para el Sínodo dedicado a la Amazonía del año próximo.

La etapa post-asamblea está también contemplada en la nueva constitución, que en sus artículos 17 y 18 regula la "elaboración y aprobación del Documento final". Como ocurre desde la época de Francisco, los miembros de la asamblea entregan directamente un escrito al pontífice, en vez de las tradicionales "proposiciones" que fueron tradicionales en los últimos 50 años.

La constitución, además, lleva la firma del pontífice el pasado 15 de septiembre, el mismo día en que se piensa que Pablo VI, en 1965, instituía el Sínodo de obispos.


Assinaturas de apoio ao Papa

  • Nome:*
  • Apelidos:*
  • País:*
  • Cidade:*
  • Email:*
  • Introduzir este código
    Fox Captcha!   Recarregar Imagem

Apoios de associações e meios de comunicação social

Apoios Destacados