Pro Francisco

"El publicano es el icono del auténtico creyente"

(José M. Vidal).- En la audiencia del miércoles, el Papa Francisco
explica cómo hay que orar, para llegar al corazón de Dios. La oración
no debe ser como la engreída del fariseo, sino humilde como la del
publicano. Este último es "el icono del auténtico creyente", mientras el
fariseo es "icono del corrupto y del hipócrita". El Papa invita a
"reencontrar el camino hacia el corazón" de los hermanos y de Dios, que
"tiene debilidad por los humildes".


Lectura de la parábola del fariseo y del publicano de San Lucas: "Todo el que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecido".


Algunas frases de la catequesis del Papa


"Con otra parábola Jesús quiere enseñarnos cuál es la actitud justa para rezar. ¿Cómo se debe rezar?"


"No como el fariseo"


"Más que rezar el fariseo se complace en su propia observancia de los preceptos"


"Dios ama a todos y no desprecia a los pecadores"


"El fariseo que se considera justo no cumple el mandamiento más importante"


"No debemos preguntarnos cuánto rezamos, sino cómo rezamos"


"Hay que extirpar la arrogancia y la hipocresía"


"¿Se puede rezar con arrogancia y con hipocresía? No. Hay que rezar como somos"


"Hay que reencontrar el camino hacia nuestro corazón y recuperar la intimidad"


"Desde allí podemos encontrar a los demás y hablar con ellos"


"El publicano, en cambio, se presenta en el templo con ánimo humilde, arrepentido"


"Su oración es brevísima: 'Señor, ten piedad de mí, pecador"


"¡Bella oración! Digámosla todos juntos tres veces"




"Se es justo o pecador no por la propia pertenencia social, sino por la forma de relacionarse con Dios y con los hermanos"


"Su oración es esencial"


"El publicano mendiga la miseircordia de Dios. ¡Qué bello!"


"El publicano se convierte en un icono del auténtico creyente"


"El fariseo es el corrupto, es el icono del corrupto que hace como si rezase, pero sólo sabe pavonearse"


"El que se cree justo y juzga a los demás y los desprecia es un corrupto y un hipócrita"


"La soberbia aleja de Dios y de los demás"


"La humildad es condición necesaria para ser levantado por Él"


"La humildad del pobre abre el corazón de Dios. Dios tiene debilidad por los humildes"


"Repitamos, una vez más, la bella oración: ¡Oh Dios, ten piedad de mí, pecador"




Texto íntegro del saludo del Papa en español


Queridos hermanos y hermanas
En la parábola del fariseo y el
publicano, que suben al templo para orar, Jesús nos enseña la actitud
correcta para invocar la misericordia del Padre.


El fariseo hace una oración de agradecimiento en la que se
complace de sí mismo por el cumplimiento de la ley, se siente
irreprensible y desprecia a los demás. Su soberbia compromete toda obra
buena, vacía la oración, y lo aleja de Dios y del prójimo.
Nosotros
hoy, más que preguntarnos cuánto rezamos, podemos preguntarnos cómo lo
hacemos, o mejor cómo es nuestro corazón para valorar los pensamientos y
sentimientos, y eliminar toda arrogancia.


El publicano ora con humildad, arrepentido de sus pecados, mendiga
la misericordia de Dios. Nos recuerda la condición necesaria para
recibir el perdón del Señor y se convierte en imagen del verdadero
creyente.


La oración del soberbio no alcanza el corazón de Dios, la oración humilde obtiene su misericordia.
***
Saludo
cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los
grupos provenientes de España y Latinoamérica. Que la Virgen María,
nuestra Madre, que proclama en el Magnificat la misericordia del Señor,
nos ayude a orar siempre con un corazón semejante al suyo.


Firmas en apoyo al Papa

  • Nombre:*
  • Apellidos:*
  • Pais:*
  • Ciudad:*
  • Email:*
  • Introduzca este código:
    Fox Captcha!   Recargar Imagen

Apoyos de asociaciones y medios

Apoyos Destacados