Pro Francisco

Francisco: "No se puede utilizar la palabra 'mártir' para referirse a los que cometen atentados suicidas"

Francisco:

(Jesús Bastante).- "Los cristianos aman, pero no siempre son amados.
De un modo más o menos fuerte, la confesión de la fe se lleva a cabo en
un clima de hostilidad. Los cristianos son hombres y mujeres contra
corriente". El Papa Francisco destacó esta mañana, durante la Audiencia
General, la "fortaleza" de los mártires, y reivindicó la humildad y la pobreza como armas del seguidor de Jesús, pues "para luchar contra el mal, no se pueden usar los métodos del mal".


Día plomizo en Roma. Las nubes y el viento se alternan con las risas,
los aplausos y el tañido de los tambores que reciben al Papa en la
plaza de San Pedro. En una semana especial, en la que se celebra el "Día del Papa", los 25 años de la ordenación episcopal de Bergoglio y, esta tarde, un nuevo consistorio
en el que cinco nuevos obispos recibirán la púrpura cardenalicia. Entre
ellos, el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, presente en la
audiencia de hoy.


La reflexión papal giró en torno al pasaje del evangelio de Mateo que
habla de los apóstoles sagaces como serpientes y sencillos como
palomas. Un pasaje ciertamente controvertido, pues habla de la
desconfianza, la traición y el odio en nombre de Jesús, pero también de
la perseverancia de la fe.


Así, Bergoglio reivindicó la "fortaleza de la fe cristiana" como una
"fortaleza del martirio". En el Evangelio, Jesús advierte a los
apóstoles que "el anuncio del Reino de Dios comporta siempre una
oposición". "Seréis odiados, odiados, por todos", recordó.


"Es normal, porque el mundo ha enseñado el pecado, que se manifiesta en el egoísmo y la injusticia, y Cristo camina en la dirección contraria",
apuntó Francisco. Frente a ello, y "por fidelidad a la lógica del Reino
de Dios, que es una lógica de esperanza", un nuevo estilo, basado en
las indicaciones de Jesús.


 



 


"La primera indicación es la pobreza", recalcó. Y es que cuando Jesús
invita a los apóstoles a la misión, lo hace con los bolsillos vacíos.
"Un cristiano que no sea humilde y pobre, apartado del poder, no se
parece a Jesús. Un cristiano va por el mundo con lo esencial en el camino, pero con el corazón lleno de amor", incidió.


Del mismo modo, Francisco advirtió de la "tentación de la venganza o
la violencia, respondiendo al mal con el mal". "Deben ser prudente y
astutos, pero jamás violentos. Para luchar contra el mal no se puede
usar los métodos del mal".


"La única arma del cristiano es el Evangelio, especialmente en
tiempos de dificultad. La persecución no es una contradicción del
Evangelio, no va aparte. Si han perseguido a nuestro Maestro, ¿cómo
podemos esperar otra cosa?", recordó el Papa, quien animó a los
cristianos a "no perder la esperanza", pues "Dios conoce todos los pelos
de nuestra cabeza"


Así, animó a los cristianos a "no ser perseguidores, sino perseguidos. No arrogantes. No vendedores de humo, sino seguidores de la verdad.
No impostores, sino honestos". Y, al tiempo, llamó a "la fidelidad al
estilo de Jesús, que es un estilo de esperanza", y recordó cómo los
primeros cristianos llamaban a esta fidelidad "con un nombre bellísimo,
martirio, es decir, testimonio".


"Los mártires no viven para sí, no combaten para afirmar sus propias
ideas, sino que aceptan morir solo por la fidelidad al Evangelio. Por
eso, no se puede utilizar la palabra mártir para referirse a los que cometen atentados suicidas,
porque en su conducta no se halla esa manifestación de amor a Dios y al
prójimo que es propia del testigo de Cristo", recordó Francisco.


 



 


Saludo del Papa en castellano:


Queridos hermanos y hermanas
Hoy reflexionamos sobre la
esperanza cristiana como fuerza de los mártires. Jesús advierte a sus
discípulos que serán odiados por seguirle. Los cristianos son hombres y
mujeres «contracorriente», que siguen la lógica del Evangelio, que es la
lógica de la esperanza. Esto se traduce en un estilo de vida concreto:
deben vivir la pobreza, recorriendo su camino con lo esencial, y con el
corazón lleno de amor; deben ser prudentes y a la vez astutos; pero
jamás violentos. El mal no se puede combatir con el mal.
La única
fuerza del cristiano es el Evangelio. En el momento de la prueba el
cristiano no puede perder la esperanza, porque Jesús está con nosotros;
él ha vencido el mal y nos acompaña en todas las circunstancias que nos
toca vivir.
Desde los primeros cristianos, se ha denominado la
fidelidad a Jesús con la palabra «martirio», es decir, testimonio. Los
mártires no viven para sí, no combaten para afirmar sus propias ideas,
sino que aceptan morir solo por la fidelidad al Evangelio. Por eso, no
se puede utilizar la palabra mártir para referirse a los que cometen
atentados suicidas, porque en su conducta no se halla esa manifestación
de amor a Dios y al prójimo que es propia del testigo de Cristo.
***
Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos provenientes de España y Latinoamérica.
Mañana
celebraremos la solemnidad de los apóstoles san Pedro y san Pablo, que
dieron su vida por amor a Cristo. Pidamos a Dios por su intercesión que
nos concesa el don de la fortaleza para seguirle y ser sus testigos
viviendo la esperanza cristiana, sobre todo en ese martirio continuo y
escondido de hacer bien y con amor nuestras obligaciones de cada día.
Muchas gracias.


Signatures supporting the Pope

  • Name:*
  • Last Name(s):*
  • Country:*
  • City:*
  • Email:*
  • Enter code:
    Fox Captcha!   Reload Image

Associations and media support

Well-known supporters